Un agente de la Policía Local de Fuengirola salva a una bañista que estaba a punto de morir ahogada

Los hechos sucedieron en la madrugada del sábado en la playa de Los Boliches.

 

     La valentía y el arrojo de un agente de la Policía Local de Fuengirola ha impedido una tragedia. En la madrugada del sábado el efectivo salvó de morir ahogada a una mujer que se encontraba a unos 150 metros de la orilla y que era incapaz de salir del agua.

     Los hechos sucedieron sobre las 1:35 horas de la madrugada del sábado. Los agentes Ángel Lobatón  y Manuel Madrid, adjuntos a la Unidad de Tráfico, recibieron una llamada de la sala en la que se les informaba de que una persona se ahogaba en la playa de Los Boliches. De manera inmediata se trasladaron allí para intentar evitar este terrible suceso.

 

                           

 

     “Cuando llegamos vimos a una pareja que era amiga de la víctima. Al parecer, había estado gritando auxilio, aunque llevaban varios minutos sin verla y escucharla. También había unos jóvenes que estaban intentando encontrarla, pero sin resultado”, ha explicado Lobatón.

     Fue entonces cuando con la luz de una linterna comenzaron a buscar por toda la zona, donde había un poco de oleaje y bruma. El otro agente, Manuel Madrid, la vio a unos 150 metros de la orilla. La situación era preocupante, ya que la mujer no paraba de sumergirse.

     “Con la bruma que había fue complicado localizarla, pues pensábamos que estaba más cerca de la orilla. Cuando estábamos alumbrando una zona más retirada vi una cabeza que no paraba de hundirse. Mi compañero se lanzó y yo alumbraba el lugar para que no se perdiera”, ha relatado Madrid.

      De forma rápida Ángel se desprendió de su uniforme y nadó en dirección a la mujer. Cuando llegó a su altura, la agarró con el método adecuado y poco a poco la acercó a la orilla. La chica, de nacionalidad ucraniana y de 33 años, presentaba síntomas de ahogamiento, ya que durante el trayecto y en tierra vomitó en varias ocasiones, por lo que fue necesaria la presencia de los servicios sanitarios. Al parecer, también presentaba síntomas de embriaguez.

     “He participado ya en varios rescates, algunos con peor fortuna, pero éste ha tenido un final feliz. Como profesional es un orgullo poder salvar una vida y estar ahí cuando el ciudadano lo necesita”, ha concluido Lobatón.

     Por su parte, la alcaldesa, Ana Mula, quien también ostenta las competencias de Seguridad Ciudadana, ha querido reconocer la labor de los policías y los ha felicitado públicamente. “El agente puso en riesgo su vida para salvar la de la chica. No se lo pensó y eso es un motivo de orgullo para todos”, ha dicho la regidora. Además, ha reconocido el gran trabajo que desempeñan los miembros de la Policía Local de Fuengirola.

Visto 52 veces