La campaña “STOP MANTA” en defensa de los comerciantes legales llega al mercadillo

La alcaldesa, Esperanza Oña, y concejales municipales reparten los folletos de “STOP MANTA” en el mercadillo de la ciudad, distinguiendo entre la venta ambulante legal y la ilegal.

 

El Ayuntamiento reparte 13.000 folletos informativos y pegatinas con la forma de la señal de tráfico internacional STOP y el lema “STOP MANTA” para concienciar a la población de que no compren productos del top manta.

 

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, acompañada por varios concejales del equipo de gobierno, ha acudido hoy al mercadillo de la ciudad, considerado el más importante de Andalucía, para repartir los folletos de la campaña municipal “STOP MANTA” en defensa del comercio local legal. La campaña tiene el objetivo de informar a los ciudadanos del perjuicio que supone este negocio sustentado por mafias internacionales para el comercio local, el empleo y la imagen turística en general.

Oña ha destacado que han acudido a repartir al mercadillo para que “no exista la confusión de que, cuando decimos STOP MANTA, no apoyamos el mercadillo. Todo lo contario. El mercadillo es una venta ambulante legal regulada y que el Ayuntamiento controla. Por el contrario el top manta es una venta ambulante ilegal que hace competencia desleal con todos los comerciantes que pagan sus impuestos y que contratan personas, que están dados de alta en la seguridad social y que alquilan sus locales. Nosotros estamos en contra de la venta ilegal”.

En este sentido, desde el Ayuntamiento se está repartiendo entre ciudadanos y visitantes 10.000 folletos con la forma de la señal de tráfico internacional “STOP”, haciendo el juego de palabras “STOP MANTA”, además de 3.000 adhesivos que entre los establecimientos de la ciudad.

Oña ha señalado que, en España, el sistema jurídico para combatir estas mafias que se nutren de la inmigración ilegal “es muy débil”, por lo que “aunque la Policía Local haga su trabajo, prácticamente no vemos sus efectos”.

“Nosotros pensamos que es más efectivo una concienciación colectiva que haga ver que comprarle a un vendedor ilegal no es una buena conducta, que fomenta la inmigración ilegal, la competencia desleal con el comerciante legal y beneficia a las mafias internacionales. Por eso, pretendemos concienciar a todo el mundo de que no participen de esta actividad ilegal, ya que el comprador no es consciente de que pone en peligro los puestos de trabajo de una tienda del mismo sector, de que pone en peligro que el propietario llegue a final de mes o que un autónomo se valla a la ruina”, ha señalado.

Así, en el dorso de los folletos se presentan una serie de puntos informativos que apelan a la responsabilidad de todos en la proliferación de este tipo de venta ilegal en Fuengirola y en tantos otros municipios de España.

El texto del folleto dice “Si haces compras ilegales…”: eres cómplice de una actividad que infringe la Ley; apoyas la inmigración ilegal y permites que las mafias internacionales en las que se sustenta la venta ilegal sigan enriqueciéndose; fomentas la economía sumergida y el fraude fiscal; los vendedores ilegales no pagan impuestos, obligando a los que sí lo hacen a pagar más; colaboras con la destrucción de puestos de trabajo en los negocios legales; participas en el deterioro de la imagen de Fuengirola, que aspira a unos servicios y un turismo de calidad.

El folleto concluye con la siguiente frase: “La venta ambulante ilegal daña nuestro comercio. ¡No lo permitas!”.

Oña ha solicitado a la sociedad que “seamos compradores legales, vayamos a los mercadillos autorizados, a las tiendas, pero no compremos a esas personas que la mayoría son inmigrantes ilegales, que no pagan impuestos, que no tienen ningún permiso, no cotizan a la Seguridad Social, no crean riqueza, no crean empleo y, sin embargo, destruyen muchísimo empleo y terminan con muchos negocios”. La principal solución está en manos de la ciudadanía.

“La regla es muy sencilla: si no compramos estos artículos, el negocio se hunde y desaparece”.

Visto 2842 veces