Oña pide la implicación de ciudadanos y visitantes para frenar la proliferación de este negocio ilegal que genera economía sumergida y perjudica al comercio y empleo local

Fuengirola lanza la campaña “STOP MANTA” en defensa de los comerciantes locales ante el incremento de la venta ambulante ilegal de productos falsificados El Ayuntamiento repartirá 13.000 folletos informativos y pegatinas con la forma de la señal de tráfico internacional STOP y el lema “STOP MANTA” para concienciar a la población de que, comprando productos falsificados, se colabora con las mafias internacionales.

 

 

La alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña, ha anunciado hoy la puesta en marcha de una campaña informativa de concienciación ciudadana en defensa del comercio local legal que lleva el sugerente título de “STOP MANTA”. Según ha explicado, ante la proliferación en la Costa del Sol y en los principales destinos turísticos nacionales y capitales de provincia de la venta ambulante ilegal, desde el Consistorio se quiere informar a los ciudadanos del perjuicio que supone este negocio sustentado por mafias internacionales para el comercio local, el empleo y la imagen turística en general.

La campaña pretende concienciar a los ciudadanos sobre el daño que supone para los negocios de cualquier ciudad el comprar artículos de los puestos ambulantes ilegales que se ubican en las zonas de mayor tránsito de la ciudad. “Lo que se persigue no es ir en contra de nadie, sino evitar la proliferación de este tipo de economía sumergida a través de la concienciación ciudadana, de forma que sean los propios vecinos y visitantes los que propicien la reducción de estos puestos ilegales al no comprar sus productos”, ha indicado Oña.

Así, desde el Ayuntamiento se va a repartir entre ciudadanos y visitantes 10.000 folletos con la forma de la señal de tráfico internacional “STOP”, haciendo el juego de palabras “STOP MANTA”, además de 3.000 adhesivos que se distribuirán entre los establecimientos de la ciudad.

Oña ha recordado que “si no compramos estos productos, no vendrían a vender”. “Estas no son personas que vienen porque están hambrientas; al contrario, llegan en avión organizadas por las mafias para ganar un dinero fácil y volver luego a sus países con los bolsillos llenos”, ha destacado.

Así, en el dorso de los folletos se presentan una serie de puntos informativos que apelan a la responsabilidad de todos en la proliferación de este tipo de venta ilegal en Fuengirola y en tantos otros municipios de España.

El texto del folleto dice “Si haces compras ilegales…”: eres cómplice de una actividad que infringe la Ley; apoyas la inmigración ilegal y permites que las mafias internacionales en las que se sustenta la venta ilegal sigan enriqueciéndose; fomentas la economía sumergida y el fraude fiscal; los vendedores ilegales no pagan impuestos, obligando a los que sí lo hacen a pagar más; colaboras con la destrucción de puestos de trabajo en los negocios legales; participas en el deterioro de la imagen de Fuengirola, que aspira a unos servicios y un turismo de calidad.

El folleto concluye con la siguiente frase: “La venta ambulante ilegal daña nuestro comercio. ¡No lo permitas!”.

Oña ha recordado que, si compramos a estas personas, “no las ayudamos a ellas directamente, sino que contribuimos a enriquecer a mafias internacionales que también se dedican al tráfico de drogas y que perjudican nuestra economía y la creación de empleo”. En este sentido, la regidora ha mostrado la postura firme del Ayuntamiento: “Nos posicionamos siempre al lado de la Ley y de forma rotunda al lado de los comerciantes legales de la localidad. Es una campaña que va dirigida al trabajo honesto y legal, que es víctima de esta enorme afluencia de inmigrantes ilegales traídos por las mafias”.

Además del reparto de estos folletos, el Ayuntamiento ha convocado una reunión el próximo miércoles con comerciantes locales y vendedores ambulantes legales “para que todos nos unamos apostando por el crecimiento económico legal”.

Oña ha recordado que la proliferación de este tipo de vendedores es tal que llegan a ocupar la totalidad de la acera en las zonas turísticas de mayor afluencia, entorpeciendo el libre tránsito ciudadano y perjudicando notablemente la imagen de los distintos destinos turísticos nacionales.

Además, ha recordado que el problema requiere soluciones a nivel nacional que debe articular el Estado. Sin embargo, la principal solución está en manos de la ciudadanía. “La regla es muy sencilla: si no compramos estos artículos, el negocio se hunde y desaparece”.

Oña ha destacado el trabajo de la Policía Local para atajar esta problemática y que sólo durante 2010 incautó cerca de 15.000 productos falsificados, además de realizar 16 detenciones de vendedores del top manta por tráfico de estupefacientes. “Damos todo nuestro apoyo a la Policía Local, que combate esta ilegalidad y que muchas veces se encuentra sola, ya que mucha gente se pone de lado del inmigrante tal vez porque no se han parado a recapacitar en lo que supone esta actividad”, ha indicado.

Por último, ha agradecido a todas las concejalías implicadas en la creación de esta campaña su trabajo, principalmente a las concejalías de Turismo, Seguridad Ciudadana, Residentes Extranjeros y Juventud.

Visto 1109 veces