Ana Mula Redruello toma posesión como Alcaldesa de Fuengirola

Ana Mula Redruello toma posesión como Alcaldesa de Fuengirola

 

La nueva regidora ha realizado un repaso a su extensa trayectoria política y profesional, la cual está ligada desde hace 24 años a la ciudad

La honestidad, el trabajo intenso y la lucha  constante por los intereses de los fuengiroleños serán las señas de identidad de su gobierno, como hasta ahora

Entre aplausos interminables. Así ha sido investida Ana Mula Redruello como alcaldesa de Fuengirola, en un pleno extraordinario que supone el punto de partida de una nueva etapa en la historia de la ciudad. Y es que Ana Mula sucede en el cargo a Esperanza Oña, quien había ostentado este puesto desde el año 1991. Ahora, la actual regidora afronta su nueva andadura con “el honor y la responsabilidad de defender, luchar y trabajar” por los fuengiroleños, tal y como ha reseñado en un discurso lleno de emoción.

La sesión donde ha sido nombrada Ana Mula ha comenzado poco después de las cinco de la tarde. En primer lugar, y tal y como se había establecido en el orden del día, se ha elegido a Pilar Narváez como nueva concejala del grupo municipal del Partido Popular. Narváez ocupa el acta que quedaba vacante y que hasta ahora estaba en manos de Oña.

Tras este primer punto, ha llegado el momento de la elección. Poco a poco, los 25 ediles que conforman la Corporación Municipal han ido depositando su voto en una urna. Tras el recuento,  la popular  ha sido proclamada para ocupar la Alcaldía con 18 apoyos. Mula, de esta manera, daba el pistoletazo de salida a un nuevo capítulo para Fuengirola.

Un proyecto afianzado

Después les llegaba el turno a los portavoces de los distintos grupos políticos. Ana Mata, quien a partir de ahora será la voz del equipo de gobierno (PP), ha sido la encargada de indicar que el proyecto de futuro que ahora se pone en marcha es de “continuidad”, ya que la nueva alcaldesa no es ni mucho menos una recién llegada, al llevar casi seis mandatos trabajando por y para Fuengirola al lado de Esperanza Oña.

“Como portavoz garantizo que los concejales seguirán comprometidos todos los días del año y todas las horas del día”, ha informado, al tiempo que ha señalado que tanto la actual como la antigua regidora han hecho posible que Fuengirola sea una ciudad “sostenible, familiar, transparente y con la mejor calidad de vida”. “Ana, estamos contigo”, ha afirmado Mata.

Y posteriormente  llegaba el momento más emocionante de la tarde. Ya como alcaldesa de Fuengirola, Ana Mula ha empezado un discurso lleno de guiños a la historia de la ciudad, a los fuengiroleños, a su familia, compañeros y, como no podría ser de otra manera, a Esperanza Oña. También ha querido agradecer la presencia del presidente provincial del PP, Elías Bendodo, y de la secretaria general, Margarita del Cid, quienes la han acompañado en este momento.

“Mis primeras palabras han de ser de profunda gratitud a la que durante 24 años ha sido mi Alcaldesa, mi compañera, mi amiga, con la que he compartido buenos y malos momentos, la persona con la que he trabajado sin descanso en el desarrollo y bienestar de Fuengirola; Esperanza Oña.  La mujer de la que he aprendido valores como lealtad, integridad, perseverancia y liderazgo”, ha asegurado Mula, quien también la ha calificado como un modelo a seguir.

La alcaldesa ha ido de forma gradual desgranando su trayectoria de los últimos años, que no se podría llegar a entender sin su estrecha vinculación con el Ayuntamiento y con el Partido Popular. Así, ha recordado que en el año 1991, con apenas 25 años, comenzó a  formar parte del proyecto que los populares buscaban para Fuengirola. De hecho, desde 1995 era primer teniente de alcalde. “Soñamos que queríamos, y podíamos hacer, una Fuengirola mejor. Que era posible, que nos merecíamos tener más servicios, mejores infraestructuras, que había que llevar a nuestra ciudad a lo más alto, con la mayor calidad de vida. No era fácil, nadie creía que eso fuese a hacerse realidad”, ha explicado.

No obstante, y tras mucho trabajo, se ha logrado que la ciudad se convierta en todo un referente, en un modelo para la Costa del Sol.  “A diferencia de la Fuengirola que nos encontramos, tengo la enorme suerte de mirarme en el espejo de la gestión que hemos desarrollado durante todo este tiempo.  Les aseguro que me reconforta y me da ánimo reconocerme como parte de ella”, ha advertido.  De hecho, ha destacado como iniciativas claves de la ciudad la remodelación de cientos de calles, la construcción y renovación de instalaciones municipales, la creación de parques, zonas verdes, áreas deportivas y culturales o la puesta en marcha del Plan de Homogeneización de Playas, con el que se quiere dotar al litoral de una imagen única y diferenciadora.

Pero, el proyecto que busca Mula para Fuengirola no termina ahí. La alcaldesa ha indicado que tanto ella como el equipo de gobierno seguirán luchando con intensidad, honestidad y compromiso, pues busca lo mejor por y para los vecinos de su ciudad. “Seguiremos llevando a cabo un programa de gobierno que se hace vida, porque lo que soñamos para Fuengirola se acaba convirtiendo en feliz realidad.  No hay nada más bonito en política que hacer buenas cosas por tus vecinos. No hay lugar para el desaliento, hemos caminado juntos por años muy difíciles y juntos hemos salido adelante”, ha resaltado la mandataria.

Entre las actuaciones que pronto se harán realidad destaca la inauguración de la segunda fase del parque fluvial, algo que sucederá en unos días, y la puesta en marcha de la cuarta fase del paseo marítimo, una reforma que lleva años a la espera pues fue paralizada por el antiguo Gobierno de España. En breve, según ha anunciado, comenzarán los trabajos.

En todo lo que se ha conseguido, tal y como ha recalcado, han tenido un papel esencial los trabajadores municipales. “Quiero agradecerles su esfuerzo, su comprensión y su implicación. Sin ellos nada de esto hubiera sido posible. Queda mucho por hacer y lo haremos”, ha afirmado.

Un trabajo conjunto

Parte de su discurso ha ido dedicado tanto a su familia como  a sus amigos, a los que ha querido agradecer todo el apoyo y el cariño recibido. También a los vecinos ha querido dar unas palabras de aliento, pues ha insistido en  que la que ahora se abre es una etapa de continuidad, llena de ideas y sueños.

“A los fuengiroleños les digo que pueden estar tranquilos. Nada va a cambiar. Ahora toca más trabajo, más dedicación, el mismo esfuerzo y sacrificio. Un tiempo cargado de ilusión, de soñar juntos y ver esos sueños hechos realidad. Es decir, aquello que conocen de mí y del equipo que me acompaña, porque con los vecinos formamos el mejor equipo que puede existir”, ha afirmado, a la vez en que ha insistido en que está segura de que contará con el respaldo y consejo de Esperanza Oña, quien a partir de ahora se centrará en su labor como parlamentaria andaluza.

Y por último, ha tenido unas palabras de aliento para los concejales, sus 17 compañeros del PP en la Corporación. A ellos les ha dicho que son un equipo y que el ritmo intenso de trabajo no bajará, pues “quedan muchas páginas por escribir en la historia de Fuengirola”. “Aprovechemos esta oportunidad para escribirlas juntos. Para que los fuengiroleños se sientan orgullosos de nosotros. Pensemos siempre, como hemos hecho hasta ahora, que lo mejor está por llegar”, ha informado con una sonrisa. También a la oposición le ha tenido una mano, pues ha asegurado que siempre será una persona abierta al diálogo.

“Siento el honor y la responsabilidad de defender, luchar y trabajar por vosotros. Los que apoyasteis al Partido Popular y los que no lo hicisteis. Espero estar a la altura de la confianza que habéis depositado en mí. El futuro, estoy convencida, nos deparará grandes cosas”, ha concluido Ana Mula en su primer discurso como alcaldesa de Fuengirola

Visto 3188 veces